29 abr. 2014

ÁCAROS DE LA COSECHA: CAUSAS Y TRATAMIENTO.




Por: Luis Tovar Schoener

Una de las causas frecuentes de dermatitis en los xoloitzcuintles (y en otros perros y en gatos, pero el xolo es particularmente sensible por no tener pelo protector) son los ácaros trombicúlidos. Se trata de una familia de ácaros (Trombiculidae) conocidos vulgarmente como ácaros de la cosecha, ácaros rojos o tlazahuate (del náhuatl tlalzáhuatl: "sarna de la tierra")[1].

¿Por qué tiene mi perro tanta comezón?
A partir de abril una gran cantidad de dueños de perros podría encontrar que su mascota tiene más comezón de lo habitual. Esto suele deberse a los ácaros de la cosecha, que son particularmente activos durante el cambio de temporada.

¿Qué es un ácaro de la cosecha?
En su etapa de larva de seis patas, se alimentan de animales de sangre caliente, pululando como una infestación. Son sólo un problema en esta etapa, pero pueden causar molestias considerables a su perro y pueden ser reconocidos como polvo rojo en el pelo de su perro.

¿Cómo causa comezón al perro?
La comezón por los ácaros de la cosecha se debe a la forma de alimentación de las larvas. Los ácaros inyectan una enzima digestiva en la piel del perro. Esta licua la piel de la que se alimentan los ácaros, y por lo general la alimentación dura unos 2-3 días antes de caer éstos al suelo, aumentando en 3-4 veces su tamaño.

¿De dónde provienen de los ácaros de la cosecha?
Por lo general en el follaje denso, como pasto largo, arbustos y plantas y son más activos durante el día, en condiciones secas y soleadas. Sin embargo por lo general están confinados en áreas pequeñas. Para evitar los ácaros es recomendable pasear a su perro por la mañana y permanecer fuera de la hierba alta.

¿Cuándo se detiene a mi perro picazón?
Suelen atacar a su perro en las partes en donde hay poco pelo y un mejor acceso a la piel. Si su perro está atacado de ácaros, la picazón suele comenzar unas horas después de la infestación, y se prolonga durante varias semanas aunque los ácaros desaparecen a los 2-3 días.

En unos pocos casos rascarse, frotarse y morder puede conducir a la pérdida de pelo o caspa. Si la piel se daña el perro también está en riesgo de infecciones bacterianas. El daño hecho por ácaros puede ser exacerbado por las reacciones alérgicas a los medicamentos usados contra el problema.

Soluciones:
Evitar las zonas infestadas (generalmente pasto largo), enjuagar bien las partes del perro que tocan el pasto.

Ponerles a los canes un repelente de insectos en las partes expuestas, y lavarlos regresando del paseo (a partir de abril y hasta el invierno).

Si se acude a estas zonas, lavarlos cuanto antes con agua y trapo, de las patas y pecho. Si comienzan (fueron picados) lo mismo lavarlos cuanto antes para quitar las larvas y luego usar una crema de corticosteroide local (baja concentración) para cortar la reacción.


 Nota: el texto original apareció en el grupo de FB: Xoloitzcuintle - science and medicine - ciencia y medicina.